Noticias Legales

Estudio Lozano Alvarado & Abogados

La Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema de Justicia de la República, a través de la Casación N° 6503-2016-Junin, ha delimitado el análisis que se debe efectuar al calificar un despido por quebrantamiento de la buena fe laboral, destacando la necesidad de verificar el incumplimiento de las obligaciones laborales y el quebrantamiento de la buena fe, prescindiendo del perjuicio que pueda ocasionarle al empleador.

En ese sentido, ha destacado la Corte Suprema, "Es así, que observamos que las obligaciones asumidas por las partes, con motivo del contrato de trabajo, no se limitan únicamente a las pactadas en el contrato escrito, sino que las mismas derivan también de las diposiciones normativas que la regulen. De allí que no resulte extraña la redacción del artículo 25° del Decreto Supremo N° 003-97-TR, cuando prevé que constituye falta grave, aquella infracción por parte del trabajador de los deberes esenciales que emanan del contrato de trabajo, entendiéndose por tal, no solo a las obligaciones taxativamente previstas en aquel, sino a todos aquellos "(...) deberes centrales del trabajador, tales como el deber de poner a disposición del empleador su fuerza de trabajo en el marco de obediencia, buena fe y diligencia". 

Asimismo, con relación a este tipo de despidos, han señalado: "... la tipificación de la falta grave contenida en el inciso a) del artículo 25° del Decreto Supremo N° 003-97-TR, complementa la acción principal que es "El incumplimiento de las obligaciones de trabajo" con la frase "que supone el quebrantamiento de la buena fe laboral" lo que no basta que se produzca un incumplimiento sino que esa omisión rompa la confianza depositada, anulando las expectativas puestas en el trabajo encargado y haga que la relación laboral se torne insostenible, siendo irrelevante que el incumplimiento ocasiones algún perjuicio al empleador, ya que lo que se sanciona es el incumplimiento de las obligaciones de trabajo que supone el quebrantamiento de la buena fe laboral, siendo esto último lo que califica de lesivo el comportamiento del trabajador dando lugar a que se le sancione, sinedo a partir de este criterio general de interpretación de la falta grave que debe examinarse las faltas imputadas"